Platos típicos de Toledo

La gastronomía toledana representa la combinación ideal entre tradición y vanguardia culinaria. Es una de las gastronomías más completas de país. Destaca por su amplia variedad de quesos y vinos, entre otros productos típicos.

La ciudad de las tres culturas es también conocida mundialmente por su riqueza monumental e histórica. La cultura culinaria es algo latente, pero cuando hay tanta calidad y variedad de productos, es difícil elegir por dónde empezar. A continuación, una serie de platos típicos que merece la pena probar.

Carcamusas, plato exclusivo de Toledo

Se trata de un guiso de carne de ternera o cerdo combinado con verduras de temporada. Es un plato que se sirve tanto como plato principal como una tapa, en el que encontramos la carne desmenuzada.

A esta suculenta carne le suelen acompañar siempre guisantes, tomate, jamón y chorizo. Dicen que este plato lo creó un emblemático establecimiento llamado el Bar Ludeña. Un lugar frecuentado por hombres de mediana o avanzada edad (carcas) y algunas mujeres más jóvenes (musas).

Este plato, tan suculento como atractivo, suele ser servido en una cazuela de barro. Si visitas Toledo, resulta obligatorio hacer una parada en una de sus magníficos restaurantes, bares y terrazas.

Para maridar platos como este, lo ideal es un vino que esté a la altura de la carne. En este caso, recomendamos un buen vino tinto joven de La Mancha, con sabor, pero lo suficientemente suave como para no eclipsar el sabor de la carne. Un tempranillo D.O. La Mancha sería un excelente acompañante de las carcamusas.

Arroz a la Toledana, otro de los platos estrella de la región

Se trata de un plato poco conocido, pero muy sabroso. Esta propuesta tradicional tiene como peculiaridad la variedad que se palpa en la mezcla de sus numerosos ingredientes: congrio, setas, manteca de cerdo, calamares, azafrán, pimienta, sal y el ingrediente principal, arroz.

Su maridaje perfecto lo conseguiríamos apostando por un vino tinto joven o de crianza, con Denominación de Origen La Mancha. Este vino es almacenado y envejecido por una barrica de roble durante al menos seis meses. Por ello, será bien recibido en nuestros paladares.

Cochifrito manchego, cocina castellana en estado puro

Es un plato que conocido por engañar a sus comensales. Al oír su nombre, da la sensación de que se realiza a base de cochinillo; nada más lejos de la realidad.

El cochifrito está elaborado principalmente con carne de cordero o cabrito. Se trata de uno de los platos más exitosos a la hora de conquistar los paladares de los que lo prueban. Consigue una carne crujiente por fuera y suave por dentro. Lo ideal para acompañar a esta carne sería un buen vino tinto de variedad garnacha, un vino de La Mancha toledana.

La caza mayor y menor en la gastronomía toledana

Una de las prácticas ancestrales más singulares que se mantienen en Toledo es la caza; tanto la mayor como la menor. Por este motivo, en su gastronomía no podían faltar suculentos productos como el venado, el jabalí, la perdiz y el conejo.

La perdiz la podemos encontrar estofada o acompañada de judías. La estofada (o perdiz a la toledana) combina el vinagre, las hierbas aromáticas y el azafrán con la materia prima de calidad de la tierra.

Es habitual consumir judías con perdiz  en épocas frías, puesto que coinciden con las épocas de caza menor. La receta dicta un guiso por separado: primero las alubias y después las perdices. Al final del proceso se juntan los dos ingredientes. Este plato resulta muy ligero, puesto que se guisa con verduras y la perdiz tiene poca grasa.

Al ser tan sutil la carne de caza menor, resultaría excelente maridar este tipo de platos con un vino sutil también; por ejmplo, un tinto joven de la variedad reina en La Mancha, la tempranillo.

Otras recetas de caza menor que podemos encontrar en la región son conejo al ajillo, liebre a la cazadora, codorniz en escabeche, paté de perdiz…

En cuanto a caza mayor, podemos degustar un excelente guisado de ciervo macerado en un buen vino de La Mancha, plato muy jugoso y con carácter autóctono.

Asimismo, se recomienda a los visitantes degustar también productos como puede ser el jabalí, con un sabor intenso y jugoso a partes iguales.

Nosotros no podemos degustar estos platos por ti, así que, ¿por qué no darles una oportunidad?

Dejar un comentario