5 postres para disfrutar y saborear de la gastronomía toledana

No se puede negar que Toledo es una tierra de historia, de arte y de tradición, en la que convergen el pasado y el presente. Es una provincia que enamora.

Miles de turistas la visitan buscando sumergirse en la cultura manchega y saborear su gastronomía típica; rica en platos y sabores. En ella, el dulce ocupa un lugar esencial.

Mazapán de Toledo, un dulce famoso en España

Uno de los grandes protagonistas de la gastronomía toledana es el mazapán. Este manjar se considera de los mejores a nivel nacional y está presente en la mayoría de los postres tradicionales de la región. Su elaboración es muy sencilla. Solo se necesita almendras, azúcar y huevo.

Pese a ser famoso en la provincia de Toledo, el mazapán fue importado por los musulmanes en su llegada a la península en el siglo VIII. Aunque los toledanos tienen su propio mito. Cuenta la leyenda que, en el convento cisterciense de San Clemente del siglo XII, las monjas Bernardas poseían multitud de almendros. Aprovechando la gran cantidad de almendras, cocinaban y horneaban mazapán, el cual podía incluso llegar a aguantar bastantes semanas en buen estado.

Las delicias más originales de Toledo son las Anguilas de Mazapán

Anguila de mazapán de Toledo
Imagen: https://www.flickr.com/photos/martius/8342333359/in/photostream/

La forma de las “Anguilas de Mazapán” se asemeja a las curvas serpenteadas de una anguila, de ahí su nombre. La originalidad de su forma la diferencia del resto de postres de la gastronomía toledana.

Su elaboración parte del mazapán. Primero se le da esa forma tan peculiar y, posteriormente, se rellena de yema dura, se hornea y se decora con guindillas y fruta escarchada. El resultado es delicioso y muy llamativo.

Según algunas historias, se comenzó a preparar durante el reinado de los reyes católicos para descubrir a los falsos conversos pues los judíos tenían prohibidas a las serpientes. La “Anguila de Mazapán”, además, simboliza el ciclo de la vida.

¿Cuándo se puede disfrutar de la sopa de almendras?

almendras para mazapán de Toledo

La sopa de almendras es un postre típico de la navidad toledana, servido comúnmente en Nochebuena. Con un sabor único y auténtico es el dulce perfecto para terminar una cena navideña y dar paso a los villancicos.

Para hacer este delicioso postre, se necesitan masa de mazapán, azúcar, limón, canela y pan. En esta ocasión, el mazapán se moldea en forma de barra para después disolverlo en leche.

Las figuritas de Mazapán y su tradición artesana

Las figuritas de mazapán de Toledo tienen siglos de historia. Su receta se ha mantenido intacta, sin apenas modificaciones, por lo que se ha conservado su esencia original pese al paso del tiempo.

Hay una amplia variedad de formas y tamaños que hacen de las figuritas un postre con encanto. Prepararlas es muy sencillo: se hace el mazapán y se le da una forma específica siguiendo un molde o la propia imaginación.

Un postre distinto: las toledanas

A diferencia de los postres anteriores, las toledanas son de los pocos dulces de la zona sin mazapán en su receta. Están rellenas de cabello de ángel y confitadas con azúcar y almendra picada. Son fáciles de preparar y aún más fáciles de comer.

Su nombre, cómo no, hace alusión a su ciudad de origen. Esta empanadilla dulce ha adquirido gran popularidad en Toledo, llegando a ser incluso uno de los platos más demandados de la cocina toledana.

No hay nada mejor para acompañar a estos postres que un vino joven blanco dulce de la Mancha, como puede ser un moscatel. Este vino marida muy bien con los postres hechos con mazapán. Las toledanas, pese a no llevar este ingrediente en su receta, también maridan con vinos tintos de crianza. Así se resaltarán sus sabores.

La gastronomía forma parte de la esencia de Toledo. Es una forma diferente de conocer la provincia mientras se complace al paladar. Comer es un placer, así que, ¿por qué no disfrutar haciéndolo?

Dejar un comentario