Arquitectura de Toledo

Toledo se caracteriza por ser una de las ciudades con más patrimonio histórico de España. Es por eso, entre otras muchas cosas, que fue declarada como ciudad Patrimonio de la Humanidad el 26 de noviembre de 1986.

Entre los lugares más emblemáticos de la ciudad encontramos El Alcázar de Toledo, la plaza de Zocodover, las puertas Nueva y Antigua de Bisagra, el puente de San Martín o el mirador de Santa Ana.

El Alcázar de Toledo

Alcázar de ToledoFotografía: Carlos Delgado (Pinterest)

Situado a más de 500 metros de altura, se encuentra esta majestuosa obra arquitectónica que mandó construir el emperador Carlos V. El Alcázar, que corona la ciudad, sirvió como residencia para el monarca durante el renacimiento español. Además, entre sus usos estaban también el de cárcel de la Corona, cuartel militar o talleres de seda. Actualmente, alberga el Museo del Ejército, inaugurado como tal en el año 2010.

Ubicado en el casco histórico, el Alcázar ha sufrido varios incendios, como el sucedido en 1710, que tuvo lugar durante la Guerra de Secesión. Asimismo, se incendió dos veces durante la Guerra de la Independencia. Incluso en la Guerra Civil Española casi se produce su total destrucción.

Plaza de Zocodover

Plaza Zocodover - Toledo       Fotografía: Javier Morales

El origen, del nombre de esta plaza lo encontramos en el árabe, y viene a significar ‘mercado de bestias de carga’. Ha sido el centro neurálgico social de la ciudad durante la mayor parte de su historia. Además, era transitada por todos los ciudadanos ya en época medieval. En este lugar también se llevaban a cabo ejecuciones públicas, corridas de toros, autos de fe, desfiles, el mercado…

Esta plaza también sufrió de varios incendios, como los ocurridos en 1585, 1589 o 1641. Debido a estos incendios y a los bombardeos de la Guerra Civil, gran parte de la plaza quedó derruida. Por fortuna, Zocodover fue reconstruido en los años posteriores.

Puerta Nueva de Bisagra y Puerta Antigua de Bisagra

Puerta de Nueva Bisagra ToledoFotografía: Martin Putz

Ambas son puertas monumentales que están situadas en las murallas de la ciudad. En cuanto a la Puerta Nueva, existe cierto debate con respecto a su antigüedad, ya que se barajan épocas de construcción como la mudéjar o la árabe. Formada por dos cuerpos independientes, aloja entre ellos una estatua del monarca Carlos V.

La Puerta Antigua de Bisagra o Puerta de Alfonso VI data del siglo X, aunque ha sufrido varias modificaciones a lo largo de su historia. Situada muy próxima a la Puerta Nueva, se trata del único resto de la muralla árabe que se conserva. Con influencias bizantinas, es uno de los monumentos más conocidos de la ciudad.

Puente de San Martín

Puente San Pablo en Toledo      Fotografía: Javier Morales

Se trata de un puente que se remonta a tiempos medievales, está situado sobre el Río Tajo. Data del siglo XIII, aunque ha sufrido varios daños y reformas con el paso del tiempo. De estilo Mudéjar, lo declaran Monumento Nacional, además de poseer actualmente el estatus de Bien de Interés Cultural.

Desde este lugar que atraviesa sin miedo el Río Tajo, podemos disfrutar de unas magníficas vistas de la ciudad de Toledo. Podremos contemplar atónitos la belleza de la capital administrativa de Castilla-La Mancha.

Museo del Greco

Museo del GrecoFotografía: Santiago López-Pastor (Flickr)

Uno no se puede marchar de la ciudad sin antes visitar el Museo del Greco, uno de los pintores más influyentes que han pasado por nuestro país. La obra de Doménikos Theotokópulos(siglos XVI y XVII) estuvo influenciada por el estilo bizantino, pese a que su estilo más característico provenía del marinerismo de Miguel Ángel. El Greco está considerado uno de los artistas más importantes de la historia de occidente. En Toledo tenemos la oportunidad de visitar su casa-museo, situada en la judería toledana de la edad media. En el museo podremos deleitar nuestra vista con obras destacadas, como El Apostolado, San Bernardino o El Redentor.

Dejar un comentario